Devocional Diario | Agosto 08

  |   Estudiemos La Biblia   |   4 Comments

ORA

Coloca en mí Señor un corazón generoso para dar con alegría y amor.

LEE

Masquilde Asaf.

 

74 ¿Por qué, oh Dios,
    nos has rechazado para siempre?
¿Por qué se ha encendido tu ira
    contra las ovejas de tu prado?
Acuérdate del pueblo que adquiriste
    desde tiempos antiguos,
de la tribu que redimiste
    para que fuera tu posesión.
Acuérdate de este monte Sión,
    que es donde tú habitas.
Dirige tus pasos hacia estas ruinas eternas;
    ¡todo en el santuario lo ha destruido el enemigo!
Tus adversarios rugen en el lugar de tus asambleas
    y plantan sus banderas en señal de victoria.
Parecen leñadores en el bosque,
    talando árboles con sus hachas.
Con sus hachas y martillos
    destrozaron todos los adornos de madera.
Prendieron fuego a tu santuario;
    profanaron el lugar donde habitas.
En su corazón dijeron: «¡Los haremos polvo!»,
    y quemaron en el país todos tus santuarios.
Ya no vemos ondear nuestras banderas;
    ya no hay ningún profeta,
y ni siquiera sabemos
    hasta cuándo durará todo esto.

10 ¿Hasta cuándo, oh Dios, se burlará el adversario?
    ¿Por siempre insultará tu nombre el enemigo?
11 ¿Por qué retraes tu mano, tu mano derecha?
    ¿Por qué te quedas cruzado de brazos?

12 Tú, oh Dios, eres mi rey desde tiempos antiguos;
    tú traes salvación sobre la tierra.
13 Tú dividiste el mar con tu poder;
    les rompiste la cabeza a los monstruos marinos.
14 Tú aplastaste las cabezas de Leviatán
    y lo diste por comida a las jaurías del desierto.
15 Tú hiciste que brotaran fuentes y arroyos;
    secaste ríos de inagotables corrientes.
16 Tuyo es el día, tuya también la noche;
    tú estableciste la luna y el sol;
17 trazaste los límites de la tierra,
    y creaste el verano y el invierno.

18 Recuerda, Señor, que tu enemigo se burla,
    y que un pueblo insensato ofende tu nombre.
19 No entregues a las fieras
    la vida de tu tórtola;
no te olvides, ni ahora ni nunca,
    de la vida de tus pobres.
20 Toma en cuenta tu pacto,
    pues en todos los rincones del país
    abunda la violencia.
21 Que no vuelva humillado el oprimido;
    que alaben tu nombre el pobre y el necesitado.

22 Levántate, oh Dios, y defiende tu causa;
    recuerda que a todas horas te ofenden los necios.
23 No pases por alto el griterío de tus adversarios,
    el creciente tumulto de tus enemigos.

 

Al director musical. Sígase la tonada de «No destruyas». Salmo de Asaf. Cántico.

 

75 Te damos gracias, oh Dios,
    te damos gracias e invocamos tu nombre;
    ¡todos hablan de tus obras portentosas!

Tú dices: «Cuando yo lo decida,
    juzgaré con justicia.
Cuando se estremece la tierra
    con todos sus habitantes,
    soy yo quien afirma sus columnas». Selah

«No sean altaneros», digo a los altivos;
    «No sean soberbios», ordeno a los impíos;
«No hagan gala de soberbia contra el cielo,
    ni hablen con aires de suficiencia».

La exaltación no viene del oriente,
    ni del occidente ni del sur,
sino que es Dios el que juzga:
    a unos humilla y a otros exalta.
En la mano del Señor hay una copa
    de espumante vino mezclado con especias;
cuando él lo derrame, todos los impíos de la tierra
    habrán de beberlo hasta las heces.
Yo hablaré de esto siempre;
    cantaré salmos al Dios de Jacob.
10 Aniquilaré la altivez de todos los impíos,
    y exaltaré el poder de los justos.

 

Al director musical. Acompáñese con instrumentos de cuerda. Salmo de Asaf. Cántico.

 

76 Dios es conocido en Judá;
    su nombre es exaltado en Israel.
En Salén se halla su santuario;
    en Sión está su morada.
Allí hizo pedazos las centelleantes saetas,
    los escudos, las espadas, las armas de guerra. Selah

Estás rodeado de esplendor;
    eres más imponente que las montañas eternas.
Los valientes yacen ahora despojados;
    han caído en el sopor de la muerte.
Ninguno de esos hombres aguerridos
    volverá a levantar sus manos.
Cuando tú, Dios de Jacob, los reprendiste,
    quedaron pasmados jinetes y corceles.
Tú, y solo tú, eres de temer.
    ¿Quién puede hacerte frente
    cuando se enciende tu enojo?
Desde el cielo diste a conocer tu veredicto;
    la tierra, temerosa, guardó silencio
cuando tú, oh Dios, te levantaste para juzgar,
    para salvar a los pobres de la tierra. Selah
10 La furia del hombre se vuelve tu alabanza,
    y los que sobrevivan al castigo te harán fiesta.
11 Hagan votos al Señor su Dios, y cúmplanlos;
    que todos los países vecinos
    paguen tributo al Dios temible,
12 al que acaba con el valor de los gobernantes,
    ¡al que es temido por los reyes de la tierra!

16 Por lo tanto, la elección no depende del deseo ni del esfuerzo humano, sino de la misericordia de Dios. 17 Porque la Escritura le dice al faraón: «Te he levantado precisamente para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea proclamado por toda la tierra». 18 Así que Dios tiene misericordia de quien él quiere tenerla, y endurece a quien él quiere endurecer.

19 Pero tú me dirás: «Entonces, ¿por qué todavía nos echa la culpa Dios? ¿Quién puede oponerse a su voluntad?» 20 Respondo: ¿Quién eres tú para pedirle cuentas a Dios? «¿Acaso le dirá la olla de barro al que la modeló: “¿Por qué me hiciste así?”» 21 ¿No tiene derecho el alfarero de hacer del mismo barro unas vasijas para usos especiales y otras para fines ordinarios?

22 ¿Y qué si Dios, queriendo mostrar su ira y dar a conocer su poder, soportó con mucha paciencia a los que eran objeto de su castigo y estaban destinados a la destrucción? 23 ¿Qué si lo hizo para dar a conocer sus gloriosas riquezas a los que eran objeto de su misericordia, y a quienes de antemano preparó para esa gloria? 24 Esos somos nosotros, a quienes Dios llamó no solo de entre los judíos, sino también de entre los gentiles. 25 Así lo dice Dios en el libro de Oseas:

«Llamaré “mi pueblo” a los que no son mi pueblo;
    y llamaré “mi amada” a la que no es mi amada»,
26 «Y sucederá que en el mismo lugar donde se les dijo:
    “Ustedes no son mi pueblo”,
serán llamados “hijos del Dios viviente”».

27 Isaías, por su parte, proclama respecto de Israel:

«Aunque los israelitas sean tan numerosos
    como la arena del mar,
    solo el remanente será salvo;
28 porque plenamente y sin demora
    el Señor cumplirá su sentencia en la tierra».

29 Así había dicho Isaías:

«Si el Señor Todopoderoso
    no nos hubiera dejado descendientes,
seríamos ya como Sodoma,
    nos pareceríamos a Gomorra».

 

Incredulidad de Israel

 

30 ¿Qué concluiremos? Pues que los gentiles, que no buscaban la justicia, la han alcanzado. Me refiero a la justicia que es por la fe. 31 En cambio Israel, que iba en busca de una ley que le diera justicia, no ha alcanzado esa justicia. 32 ¿Por qué no? Porque no la buscaron mediante la fe, sino mediante las obras, como si fuera posible alcanzarla así. Por eso tropezaron con la «piedra de tropiezo», 33 como está escrito:

«Miren que pongo en Sión una piedra de tropiezo
    y una roca que hace caer;
pero el que confíe en él no será defraudado».

Danilo Montero - Glorifícate

COMPARTE

Dios llena tu corazón de amor y alegría para que la lleves a otros. #2018ReformaIntegral


4 Comentarios
  • Carlos Iván Molina Roa | Ago 8, 2018 at 12:23 am

    Señor Rey, que cabalgas en los cielos, lugar donde se cuenta tu gloria, y el firmamento proclama la obra de tus manos. Señor sabemos que en ti, la justicia es por la fe y no por obras. Convencidos somos de tu gracia, que nos perdono, y envío nuestros pecados al fondo del mar. Gracias Padre todopoderoso por cuidarnos. Glorificate en lo que yo no puedo, a ti clamo mísericordia con mi familia y amigos que se niegan a reconocerte. Dales el avivamiento en tu Espíritu, sacalos de la tiniebla. Te lo pido, en el nombre del Señor Jesús. Amén y Amén 🙏.

  • Karen Paola Zamora Salas | Ago 8, 2018 at 7:17 am

    Gracias amado Padre por tu infinito amor y misericordia, gracias por tu bondad y perdón. Gracias por elegirme como tu hija Padre mío. Te quiero dar gracias por mi familia por mi esposo para que lo alejes de los vicios que no son agradables a Ti, por mi hija Kaylie para que fortalezca su autoestima y amor propio, por mi hija Karito para que guardes su corazón de todo mal. Por la vida de mis padres y mis hermanos, mis amigos mis vecino y mis compañeros de trabajo bendicelos Señor en el nombre de nuestro Señor Jesucristo amen amen y amen

  • CLARENA HERRERA VILLAMIZAR | Ago 8, 2018 at 9:12 am

    Gracias amado padre por ser nuestro sustento diario, hoy reconozco que mi vida ha sido el reflejo de tús continuos milagros,
    permite señor que cada necesidad de mi vida se convierta en una de tús proezas .
    Toda la honra y la gloria para tí amado padre , guía la vida de cada uno de los miembros de mi familia y haz que tú propósito se cumpla en cada uno de nosotros iluminados por tú presencia. IN GOD WE TRUST.

  • Zoraida Urdaneta rusinque | Ago 8, 2018 at 9:13 pm

    Amado mío ayúdame a ser cumplidora de mis votos tú eres nuestro padre justo guardamos de la altanería altivez y soberbia gracias porque tú eres quien tienes el control de todo y todos tu nombre es enaltecido engrandecido por siempre

Escribir reflexion.