Esperanza – 11 AGO

  |   Estudiemos La Biblia   |   3 Comments

ORA

Señor soy débil y te necesito, solo Tú puedes hacerte fuerte en mis debilidades.

LEE

Al director musical. Sígase la tonada de «La canción del lagar». Salmo de Asaf.

 

81 Canten alegres a Dios, nuestra fortaleza;
    ¡aclamen con regocijo al Dios de Jacob!
¡Entonen salmos!
    ¡Toquen ya la pandereta,
    la lira y el arpa melodiosa!

Toquen el cuerno de carnero en la luna nueva,
    y en la luna llena, día de nuestra fiesta.
Este es un decreto para Israel,
    una ordenanza del Dios de Jacob.
Lo estableció como un pacto con José
    cuando salió de la tierra de Egipto.

Escucho un idioma que no entiendo:
«Te he quitado la carga de los hombros;
    tus manos se han librado del pesado cesto.
En tu angustia me llamaste, y te libré;
    oculto en el nubarrón te respondí;
    en las aguas de Meribá te puse a prueba. Selah

»Escucha, pueblo mío, mis advertencias;
    ¡ay, Israel, si tan solo me escucharas!
No tendrás ningún dios extranjero,
    ni te inclinarás ante ningún dios extraño.
10 Yo soy el Señor tu Dios,
    que te sacó de la tierra de Egipto.
    Abre bien la boca, y te la llenaré.

11 »Pero mi pueblo no me escuchó;
    Israel no quiso hacerme caso.
12 Por eso los abandoné a su obstinada voluntad,
    para que actuaran como mejor les pareciera.

13 »Si mi pueblo tan solo me escuchara,
    si Israel quisiera andar por mis caminos,
14 ¡cuán pronto sometería yo a sus enemigos,
    y volvería mi mano contra sus adversarios!
15 Los que aborrecen al Señor se rendirían ante él,
    pero serían eternamente castigados.
16 Y a ti te alimentaría con lo mejor del trigo;
    con miel de la peña te saciaría».

 

Salmo de Asaf.

 

82 Dios preside el consejo celestial;
    entre los dioses dicta sentencia:

«¿Hasta cuándo defenderán la injusticia
    y favorecerán a los impíos? Selah
Defiendan la causa del huérfano y del desvalido;
    al pobre y al oprimido háganles justicia.
Salven al menesteroso y al necesitado;
    líbrenlos de la mano de los impíos.

»Ellos no saben nada, no entienden nada.
    Deambulan en la oscuridad;
    se estremecen todos los cimientos de la tierra.

»Yo les he dicho: “Ustedes son dioses;
    todos ustedes son hijos del Altísimo”.
Pero morirán como cualquier mortal;
    caerán como cualquier otro gobernante».

Levántate, oh Dios, y juzga a la tierra,
    pues tuyas son todas las naciones.

 

Cántico. Salmo de Asaf.

 

83 Oh Dios, no guardes silencio;
    no te quedes, oh Dios, callado e impasible.
Mira cómo se alborotan tus enemigos,
    cómo te desafían los que te odian.
Con astucia conspiran contra tu pueblo;
    conspiran contra aquellos a quienes tú estimas.
Y dicen: «¡Vengan, destruyamos su nación!
    ¡Que el nombre de Israel no vuelva a recordarse!»

Como un solo hombre se confabulan;
    han hecho un pacto contra ti:
los campamentos de Edom y de Ismael,
    los de Moab y de Agar,
Guebal, Amón y Amalec,
    los de Filistea y los habitantes de Tiro.
¡Hasta Asiria se les ha unido;
    ha apoyado a los descendientes de Lot! Selah

Haz con ellos como hiciste con Madián,
    como hiciste con Sísara y Jabín en el río Quisón,
10 los cuales perecieron en Endor
    y quedaron en la tierra, como estiércol.
11 Haz con sus nobles
    como hiciste con Oreb y con Zeb;
haz con todos sus príncipes
    como hiciste con Zeba y con Zalmuna,
12 que decían: «Vamos a adueñarnos
    de los pastizales de Dios».

13 Hazlos rodar como zarzas, Dios mío;
    ¡como paja que se lleva el viento!
14 Y así como el fuego consume los bosques
    y las llamas incendian las montañas,
15 así persíguelos con tus tormentas
    y aterrorízalos con tus tempestades.
16 Señor, cúbreles el rostro de ignominia,
    para que busquen tu nombre.

17 Que sean siempre puestos en vergüenza;
    que perezcan humillados.
18 Que sepan que tú eres el Señor,
    que ese es tu nombre;
que sepan que solo tú eres el Altísimo
    sobre toda la tierra.

19 Tal vez dirás: «Desgajaron unas ramas para que yo fuera injertado». 20 De acuerdo. Pero ellas fueron desgajadas por su falta de fe, y tú por la fe te mantienes firme. Así que no seas arrogante, sino temeroso; 21 porque, si Dios no tuvo miramientos con las ramas originales, tampoco los tendrá contigo.

22 Por tanto, considera la bondad y la severidad de Dios: severidad hacia los que cayeron y bondad hacia ti. Pero, si no te mantienes en su bondad, tú también serás desgajado. 23 Y, si ellos dejan de ser incrédulos, serán injertados, porque Dios tiene poder para injertarlos de nuevo. 24 Después de todo, si tú fuiste cortado de un olivo silvestre, al que por naturaleza pertenecías, y contra tu condición natural fuiste injertado en un olivo cultivado, ¡con cuánta mayor facilidad las ramas naturales de ese olivo serán injertadas de nuevo en él!

 

Todo Israel será salvo

 

25 Hermanos, quiero que entiendan este misterio para que no se vuelvan presuntuosos. Parte de Israel se ha endurecido, y así permanecerá hasta que haya entrado la totalidad de los gentiles. 26 De esta manera todo Israel será salvo, como está escrito:

«El redentor vendrá de Sión
    y apartará de Jacob la impiedad.
27 Y este será mi pacto con ellos
    cuando perdone sus pecados».[a]

28 Con respecto al evangelio, los israelitas son enemigos de Dios para bien de ustedes; pero, si tomamos en cuenta la elección, son amados de Dios por causa de los patriarcas, 29 porque las dádivas de Dios son irrevocables, como lo es también su llamamiento. 30 De hecho, en otro tiempo ustedes fueron desobedientes a Dios; pero ahora, por la desobediencia de los israelitas, han sido objeto de su misericordia. 31 Así mismo, estos que han desobedecido recibirán misericordia ahora, como resultado de la misericordia de Dios hacia ustedes. 32 En fin, Dios ha sujetado a todos a la desobediencia, con el fin de tener misericordia de todos.

 

Doxología

 

33 ¡Qué profundas son las riquezas
    de la sabiduría y del conocimiento de Dios!
¡Qué indescifrables sus juicios
    e impenetrables sus caminos!
34 «¿Quién ha conocido la mente del Señor,
    o quién ha sido su consejero?»[b]
35 «¿Quién le ha dado primero a Dios,
    para que luego Dios le pague?»[c]
36 Porque todas las cosas proceden de él,
    y existen por él y para él.
¡A él sea la gloria por siempre! Amén.

Abel Zavala - Quiero agradecerte

COMPARTE

Si te sientes débil recuerda que es ahí donde Dios se hace fuerte. #AñoDeLaEsperanza


3 Comentarios
  • Liliana Claudia Borda Martinez | Ago 11, 2017 at 7:03 am

    Gracias Señor por tu palabra, dame fuerzas para el día venidero, permite me ser muy productiva en mi trabajo para honra tuya. Amén

  • Claudia Milena | Ago 11, 2017 at 9:05 am

    SEÑOR, SIN TI NO SOY NADA, Y NO PODRÍA SOLA, GRACIAS PORQUE CUANDO ESTOY DÉBIL TU ME SOSTIENES Y ME LEVANTAS DE NUEVO, CADA DÍA PONGO TODAS MIS CIRCUNSTANCIAS EN TUS MANOS.. AMÉN

  • Esperanza Lopez | Ago 11, 2017 at 10:57 pm

    Que profundas son las las riquezas y las sabidurías de Dios
    Seas por siempre bendito y alabado Padre Celestial.

Escribir reflexion.