Febrero 21 Devocional Diario

  |   Estudiemos La Biblia   |   No comment

ORA

Señor lléname de tu bondad y enséñame a sembrar justicia que lleva a tu paz.

LEE

Censo de las tribus de Israel

 

El Señor le habló a Moisés en el desierto de Sinaí, en la Tienda de reunión, el día primero del mes segundo, en el segundo año después de que los israelitas salieron de Egipto. Le dijo: «Hagan un censo de toda la comunidad de Israel por clanes y por familias patriarcales, anotando uno por uno los nombres de todos los varones. Tú y Aarón reclutarán por escuadrones a todos los varones israelitas mayores de veinte años que sean aptos para el servicio militar. Para esto contarán con la colaboración de un hombre de cada tribu, que sea jefe de una familia patriarcal.

 

Los encargados del censo

 

»Estos son los nombres de quienes habrán de ayudarles:

por la tribu de Rubén, Elisur hijo de Sedeúr;

por la de Simeón, Selumiel hijo de Zurisaday;

por la de Judá, Naasón hijo de Aminadab;

por la de Isacar, Natanael hijo de Zuar;

por la de Zabulón, Eliab hijo de Helón;

10 por las tribus de los hijos de José: Elisama hijo de Amiud por la tribu de Efraín, y Gamaliel hijo de Pedasur por la de Manasés;

11 por la tribu de Benjamín, Abidán hijo de Gedeoni;

12 por la de Dan, Ajiezer hijo de Amisaday;

13 por la de Aser, Paguiel hijo de Ocrán;

14 por la de Gad, Eliasaf hijo de Deuel;

15 por la de Neftalí, Ajirá hijo de Enán».

16 A estos la comunidad los nombró jefes de las tribus patriarcales y comandantes de los escuadrones de Israel.

 

El censo y sus resultados

 

17 Moisés y Aarón tomaron consigo a los hombres que habían sido designados por nombre, 18 y el día primero del mes segundo reunieron a toda la comunidad. Uno por uno fueron empadronados por clanes y por familias patriarcales. De este modo quedaron anotados los nombres de todos los varones mayores de veinte años, 19 tal como el Señor se lo había mandado a Moisés. Este censo lo hizo Moisés en el desierto de Sinaí.

20 Los descendientes de Rubén, primogénito de Israel, quedaron registrados por clanes y por familias patriarcales, según su genealogía. Uno por uno fueron empadronados todos los varones mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar. 21 El número de la tribu de Rubén llegó a cuarenta y seis mil quinientos hombres.

22 Los descendientes de Simeón quedaron registrados por clanes y por familias patriarcales según su genealogía. Uno por uno fueron empadronados todos los varones mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar. 23 El número de la tribu de Simeón llegó a cincuenta y nueve mil trescientos hombres.

24 Los descendientes de Gad quedaron registrados por clanes y por familias patriarcales según su genealogía. Uno por uno fueron empadronados todos los varones mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar. 25 El número de la tribu de Gad llegó a cuarenta y cinco mil seiscientos cincuenta hombres.

26 Los descendientes de Judá quedaron registrados por clanes y por familias patriarcales según su genealogía. Uno por uno fueron empadronados todos los varones mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar. 27 El número de la tribu de Judá llegó a setenta y cuatro mil seiscientos hombres.

28 Los descendientes de Isacar quedaron registrados por clanes y por familias patriarcales según su genealogía. Uno por uno fueron empadronados todos los varones mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar. 29 El número de la tribu de Isacar llegó a cincuenta y cuatro mil cuatrocientos hombres.

30 Los descendientes de Zabulón quedaron registrados por clanes y por familias patriarcales según su genealogía. Uno por uno fueron empadronados todos los varones mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar. 31 El número de la tribu de Zabulón llegó a cincuenta y siete mil cuatrocientos hombres.

32 Los descendientes de José:

Los descendientes de Efraín quedaron registrados por clanes y por familias patriarcales según su genealogía. Uno por uno fueron empadronados todos los varones mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar. 33 El número de la tribu de Efraín llegó a cuarenta mil quinientos hombres.

34 Los descendientes de Manasés quedaron registrados por clanes y por familias patriarcales según su genealogía. Uno por uno fueron empadronados todos los varones mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar. 35 El número de la tribu de Manasés llegó a treinta y dos mil doscientos hombres.

36 Los descendientes de Benjamín quedaron registrados por clanes y por familias patriarcales según su genealogía. Uno por uno fueron empadronados todos los varones mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar. 37 El número de la tribu de Benjamín llegó a treinta y cinco mil cuatrocientos hombres.

38 Los descendientes de Dan quedaron registrados por clanes y por familias patriarcales según su genealogía. Uno por uno fueron empadronados todos los varones mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar. 39 El número de la tribu de Dan llegó a sesenta y dos mil setecientos hombres.

40 Los descendientes de Aser quedaron registrados por clanes y por familias patriarcales según su genealogía. Uno por uno fueron empadronados todos los varones mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar. 41 El número de la tribu de Aser llegó a cuarenta y un mil quinientos hombres.

42 Los descendientes de Neftalí quedaron registrados por clanes y por familias patriarcales según su genealogía. Uno por uno fueron empadronados todos los varones mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar. 43 El número de la tribu de Neftalí llegó a cincuenta y tres mil cuatrocientos hombres.

44 Este es el resultado del censo que hicieron Moisés y Aarón, con la ayuda de los doce jefes de Israel, cada uno en representación de su familia patriarcal. 45 Todos los israelitas mayores de veinte años que eran aptos para el servicio militar fueron anotados, según su familia patriarcal. 46 El total llegó a seiscientos tres mil quinientos cincuenta israelitas censados.

 

Los levitas

 

47 Los levitas no fueron censados con los demás, 48 porque el Señor le había dicho a Moisés: 49 «A la tribu de Leví no la incluirás en el censo de los hijos de Israel. 50 Más bien, tú mismo los pondrás a cargo del santuario del pacto, de todos sus utensilios y de todo lo relacionado con él. Los levitas transportarán el santuario y todos sus utensilios. Además, serán los ministros del santuario y acamparán a su alrededor. 51 Cuando haya que trasladar el santuario, los levitas se encargarán de desarmarlo; cuando haya que instalarlo, serán ellos quienes lo armen. Pero cualquiera que se acerque al santuario y no sea sacerdote morirá. 52 Todos los israelitas acamparán bajo su propio estandarte y en su propio campamento, según sus escuadrones. 53 En cambio, los levitas acamparán alrededor del santuario del pacto, para evitar que Dios descargue su ira sobre la comunidad de Israel. Serán, pues, los levitas los encargados de cuidar el santuario del pacto».

54 Los israelitas hicieron todo conforme a lo que el Señor le había mandado a Moisés.

 

Disposición de las tribus en el campamento

 

El Señor les dijo a Moisés y a Aarón: «Los israelitas acamparán alrededor de la Tienda de reunión, mirando hacia ella, cada cual bajo el estandarte de su propia familia patriarcal.

»Al este, por donde sale el sol, acamparán los que se agrupan bajo el estandarte del campamento de Judá, según sus escuadrones. Su jefe es Naasón hijo de Aminadab. Su ejército está integrado por setenta y cuatro mil seiscientos hombres.

»A un lado de Judá acampará la tribu de Isacar. Su jefe es Natanael hijo de Zuar. Su ejército está integrado por cincuenta y cuatro mil cuatrocientos hombres.

»Al otro lado acampará la tribu de Zabulón. Su jefe es Eliab hijo de Helón. Su ejército está integrado por cincuenta y siete mil cuatrocientos hombres.

»Todos los reclutas del campamento de Judá, según sus escuadrones, suman ciento ochenta y seis mil cuatrocientos hombres, los cuales marcharán a la cabeza.

10 »Al sur acamparán los que se agrupan bajo el estandarte del campamento de Rubén, según sus escuadrones. Su jefe es Elisur hijo de Sedeúr. 11 Su ejército está integrado por cuarenta y seis mil quinientos hombres.

12 »A un lado de Rubén acampará la tribu de Simeón. Su jefe es Selumiel hijo de Zurisaday. 13 Su ejército está integrado por cincuenta y nueve mil trescientos hombres.

14 »Al otro lado acampará la tribu de Gad. Su jefe es Eliasaf hijo de Reuel. 15 Su ejército está integrado por cuarenta y cinco mil seiscientos cincuenta hombres.

16 »Todos los reclutas del campamento de Rubén, según sus escuadrones, suman ciento cincuenta y un mil cuatrocientos cincuenta hombres, los cuales marcharán en segundo lugar.

17 »Entonces se pondrá en marcha la Tienda de reunión junto con el campamento de los levitas que está situado en medio de los demás campamentos. Partirán en el mismo orden en que hayan acampado, cada uno en su lugar y bajo su estandarte.

18 »Al oeste acamparán los que se agrupan bajo el estandarte del campamento de Efraín, según sus escuadrones. Su jefe es Elisama hijo de Amiud. 19 Su ejército está integrado por cuarenta mil quinientos hombres.

20 »A un lado de Efraín acampará la tribu de Manasés. Su jefe es Gamaliel hijo de Pedasur. 21 Su ejército está integrado por treinta y dos mil doscientos hombres.

22 »Al otro lado acampará la tribu de Benjamín. Su jefe es Abidán hijo de Gedeoni. 23 Su ejército está integrado por treinta y cinco mil cuatrocientos hombres.

24 »Todos los reclutas del campamento de Efraín, según sus escuadrones, suman ciento ocho mil cien hombres, los cuales marcharán en tercer lugar.

25 »Al norte, acamparán los que se agrupan bajo el estandarte del campamento de Dan, según sus escuadrones. Su jefe es Ajiezer hijo de Amisaday. 26 Su ejército está integrado por sesenta y dos mil setecientos hombres.

27 »A un lado de Dan acampará la tribu de Aser. Su jefe es Paguiel hijo de Ocrán. 28 Su escuadrón está integrado por cuarenta y un mil quinientos hombres.

29 »Al otro lado acampará la tribu de Neftalí. Su jefe es Ajirá hijo de Enán. 30 Su escuadrón está integrado por cincuenta y tres mil cuatrocientos hombres.

31 »Todos los reclutas del campamento de Dan, según sus escuadrones, suman ciento cincuenta y siete mil seiscientos hombres, los cuales marcharán en último lugar, según sus estandartes».

32 Estos son los israelitas reclutados de entre las familias patriarcales. El total de reclutas por escuadrones suma seiscientos tres mil quinientos cincuenta hombres. 33 Pero los levitas no están incluidos con los demás israelitas, conforme a lo que el Señor le había mandado a Moisés.

34 Los israelitas hicieron todo lo que el Señor le mandó a Moisés: acampaban bajo sus propios estandartes, y se ponían en marcha, según sus clanes y familias patriarcales.

En otra ocasión entró en la sinagoga, y había allí un hombre que tenía la mano paralizada. Algunos que buscaban un motivo para acusar a Jesús no le quitaban la vista de encima para ver si sanaba al enfermo en sábado. Entonces Jesús le dijo al hombre de la mano paralizada:

―Ponte de pie frente a todos.

Luego dijo a los otros:

―¿Qué está permitido en sábado: hacer el bien o hacer el mal, salvar una vida o matar?

Pero ellos permanecieron callados. Jesús se les quedó mirando, enojado y entristecido por la dureza de su corazón, y le dijo al hombre:

―Extiende la mano.

La extendió, y la mano le quedó restablecida. Tan pronto como salieron los fariseos, comenzaron a tramar con los herodianos cómo matar a Jesús.

 

La multitud sigue a Jesús

 

Jesús se retiró al lago con sus discípulos, y mucha gente de Galilea lo siguió. Cuando se enteraron de todo lo que hacía, acudieron también a él muchos de Judea y Jerusalén, de Idumea, del otro lado del Jordán y de las regiones de Tiro y Sidón. Entonces, para evitar que la gente lo atropellara, encargó a sus discípulos que le tuvieran preparada una pequeña barca; 10 pues, como había sanado a muchos, todos los que sufrían dolencias se abalanzaban sobre él para tocarlo. 11 Además, los espíritus malignos, al verlo, se postraban ante él, gritando: «¡Tú eres el Hijo de Dios!» 12 Pero él les ordenó terminantemente que no dijeran quién era él.

 

Nombramiento de los doce apóstoles

 

13 Subió Jesús a una montaña y llamó a los que quiso, los cuales se reunieron con él. 14 Designó a doce, a quienes nombró apóstoles,[a] para que lo acompañaran y para enviarlos a predicar 15 y ejercer autoridad para expulsar demonios. 16 Estos son los doce que él nombró: Simón (a quien llamó Pedro); 17 Jacobo y su hermano Juan, hijos de Zebedeo (a quienes llamó Boanerges, que significa: Hijos del trueno); 18 Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Jacobo, hijo de Alfeo; Tadeo, Simón el Zelote 19 y Judas Iscariote, el que lo traicionó.

Julio Melgar - Soy un altar

COMPARTE

Solo con Dios podemos sembrar justicia para que llegue la paz. #2019ClavedeRe


No Comentarios

Formulario de comentarios cerrado.