Esperanza – 18 MAY

  |   Estudiemos La Biblia   |   3 Comments

ORA

Dios tu alegría llena mi corazón, anhelo cantarte cuánto te amo desde lo profundo de mi ser.

LEE

Descendientes de Judá

 

Los descendientes de Judá en línea directa fueron Fares, Jezrón, Carmí, Jur y Sobal. Reaías hijo de Sobal fue el padre de Yajat, y Yajat fue el padre de Ajumay y de Lajad. Estas fueron las familias de los zoratitas.

Los hijos de Etam fueron Jezrel, Ismá e Idbás. La hermana de ellos fue Jazelelponi. También fueron sus hijos Penuel, padre de Guedor, y Ezer, padre de Jusá. Estos fueron los descendientes de Jur, primogénito de Efrata, padre de Belén.

Asur, padre de Tecoa, tuvo dos esposas, Helá y Nara. Nara fue la madre de Ajusán, Héfer, Temeni y Ajastarí. Estos fueron los hijos de Nara.

Los hijos de Helá fueron Zéret, Yezojar y Etnán.

Cos fue el padre de Anub, de Zobebá y de las familias de Ajarjel hijo de Harún.

Jabés fue más importante que sus hermanos. Cuando su madre le puso ese nombre, dijo: «Con aflicción lo he dado a luz». 10 Jabés le rogó al Dios de Israel: «Bendíceme y ensancha mi territorio; ayúdame y líbrame del mal, para que no padezca aflicción». Y Dios le concedió su petición.

11 Quelub, hermano de Sujá, fue el padre de Mejir, y Mejir fue el padre de Estón; 12 Estón fue el padre de Bet Rafá, de Paseaj y de Tejiná, padre de Ir Najás. Estos fueron los habitantes de Reca.

13 Los hijos de Quenaz fueron Otoniel y Seraías.

Los hijos de Otoniel fueron Jatat 14 y Meonotay, padre de Ofra.

Seraías fue el padre de Joab, padre de Ge Carisín, porque sus habitantes eran herreros.

15 Los hijos de Caleb hijo de Jefone fueron Iru, Elá y Naán. Elá fue el padre de Quenaz.

16 Los hijos de Yalelel fueron Zif, Zifá, Tirías y Asarel.

17 Los hijos de Esdras fueron Jéter, Méred, Éfer y Jalón. Una de las esposas de Méred —con la cual tuvo a Miriam, Samay e Isba, padre de Estemoa— 18 era Bitiá, hija del faraón. La otra esposa de Méred era de la tribu de Judá, y con ella tuvo a Jéred, padre de Guedor, a Héber, padre de Soco, y a Jecutiel, padre de Zanoa.

19 Queilá, el garmita, y Estemoa, el macateo, fueron hijos de la esposa de Hodías, es decir, de la hermana de Naján.

20 Los hijos de Simón fueron Amnón, Riná, Ben Janán y Tilón.

Los hijos de Isí fueron Zojet y Ben Zojet.

21 Los descendientes de Selá hijo de Judá fueron Er, padre de Lecá; Ladá, padre de Maresá y de las familias que trabajan el lino en Bet Asbea; 22 también descendientes de Selá fueron Joaquín, y los habitantes de Cozebá, Joás y Saraf, quienes (según crónicas muy antiguas) antes de volver a Belén se casaron con mujeres moabitas. 23 Estos eran alfareros que habitaban en Netaín y Guederá, donde se quedaron al servicio del rey.

 

Descendientes de Simeón

 

24 Los descendientes de Simeón fueron Nemuel, Jamín, Jarib, Zera y Saúl. 25 El hijo de Saúl fue Salún, el de Salún, Mibsán, y el de Mibsán, Mismá.

26 Los descendientes de Mismá en línea directa fueron Jamuel, Zacur y Simí. 27 Simí tuvo dieciséis hijos y seis hijas; pero sus hermanos tuvieron pocos hijos, por lo cual sus familias no fueron tan numerosas como las de los descendientes de Judá. 28 Se establecieron en Berseba, Moladá, Jazar Súal, 29 Bilhá, Esen, Tolad, 30 Betuel, Jormá, Siclag, 31 Bet Marcabot, Jazar Susín, Bet Biray y Sajarayin. Estas fueron sus ciudades hasta el reinado de David. 32 Sus aldeas fueron Etam, Ayin, Rimón, Toquén y Asán —cinco en total—, 33 más todas las aldeas que estaban alrededor de aquellas ciudades hasta la región de Baal. Estos fueron los lugares que habitaron, según sus registros genealógicos.

34 Mesobab, Jamlec, Josías hijo de Amasías, 35 Joel, Jehú hijo de Josibías, hijo de Seraías, hijo de Asiel; 36 Elihoenay, Jacoba, Yesojaías, Asaías, Adiel, Jesimiel, Benaías, 37 Ziza hijo de Sifi, hijo de Alón, hijo de Jedaías, hijo de Simri, hijo de Semaías: 38 todos estos eran jefes de sus clanes. Como sus familias patriarcales llegaron a ser muy numerosas, 39 fueron hasta la entrada de Guedor, al este del valle, en busca de pastos para sus ganados. 40 Allí encontraron pastos buenos y abundantes, y una tierra extensa, tranquila y pacífica. En ese lugar habían vivido los descendientes de Cam. 41 Los jefes mencionados anteriormente llegaron en los días de Ezequías, rey de Judá. Atacaron los campamentos de los descendientes de Cam y las viviendas que encontraron, y los destruyeron por completo. Y, como en esa región había pastos para sus ganados, se quedaron allí en lugar de ellos, donde habitan hasta el día de hoy. 42 Quinientos de sus soldados, que eran descendientes de Simeón y estaban bajo las órdenes de Pelatías, Nearías, Refaías y Uziel, hijos de Isí, fueron a la montaña de Seír. 43 Después de destruir a los fugitivos del pueblo de Amalec que habían quedado, se establecieron allí, donde habitan hasta el día de hoy.

 

Descendientes de Rubén

 

Descendencia de Rubén, primogénito de Israel.

Rubén era el primogénito, pero en la genealogía no fue reconocido como tal por haber profanado el lecho de su padre. Su derecho de primogenitura pasó a los hijos de José hijo de Israel. Y aunque es verdad que Judá fue más poderoso que sus hermanos, y hasta llegó a ser jefe de ellos, la primogenitura pasó a José. Los hijos de Rubén, primogénito de Israel, fueron Janoc, Falú, Jezrón y Carmí.

Los descendientes de Joel en línea directa fueron Semaías, Gog, Simí, Micaías, Reaías, Baal y Beerá, jefe de los rubenitas. A este último se lo llevó cautivo Tiglat Piléser, rey de Asiria.

Estos fueron los parientes de Beerá, según los registros genealógicos de sus familias: Jeyel el jefe, Zacarías y Bela hijo de Azaz, hijo de Semá, hijo de Joel. Bela habitó en Aroer, y su territorio se extendía hasta Nebo y Baal Megón. Por el oriente se extendía hasta el borde del desierto que colinda con el río Éufrates, pues sus ganados aumentaron mucho en la tierra de Galaad. 10 En el tiempo de Saúl le declararon la guerra a los agarenos y los derrotaron, y se establecieron en la región oriental de Galaad.

 

Descendientes de Gad

 

11 Estos fueron los hijos de Gad que habitaron frente a los rubenitas en la región de Basán, hasta llegar a Salcá: 12 Joel fue el jefe en Basán; el segundo, Safán; y luego Janay y Safat. 13 Sus parientes, según las familias patriarcales, fueron siete en total: Micael, Mesulán, Sabá, Joray, Jacán, Zía y Éber.

14 Estos fueron los hijos de Abijaíl hijo de Jurí, hijo de Jaroa, hijo de Galaad, hijo de Micael, hijo de Jesisay, hijo de Yadó, hijo de Buz. 15 El jefe de sus familias era Ahí, hijo de Abdiel y nieto de Guní. 16 Estos habitaron en Galaad, en Basán y sus aldeas, y en todos los campos de pastoreo de Sarón, hasta sus confines. 17 La genealogía de ellos se registró en el tiempo de Jotán, rey de Judá, y de Jeroboán, rey de Israel.

18 Los rubenitas, los gaditas y los de la media tribu de Manasés contaban con un ejército de cuarenta y cuatro mil setecientos sesenta hombres valientes, armados de escudo y de espada, hábiles en el manejo del arco y diestros en la guerra. 19 Combatieron a los agarenos y a Jetur, Nafis y Nodab. 20 Por cuanto confiaban en Dios, clamaron a él en medio del combate, y Dios los ayudó a derrotar a los agarenos y a sus aliados. 21 Se apoderaron de su ganado (cincuenta mil camellos, doscientas cincuenta mil ovejas y dos mil burros) y capturaron a cien mil personas, 22 a muchas de las cuales mataron, porque Dios estaba con ellos. En ese lugar habitaron hasta el tiempo del exilio.

 

La media tribu de Manasés

 

23 Los hijos de la media tribu de Manasés eran numerosos y se establecieron en el país, desde Basán hasta Baal Hermón, Senir y el monte Hermón. 24 Los jefes de sus familias patriarcales fueron Éfer, Isí, Eliel, Azriel, Jeremías, Hodavías y Yadiel. Todos ellos eran guerreros valientes, hombres importantes y jefes de sus respectivas familias patriarcales. 25 Pero pecaron contra el Dios de sus antepasados, pues se prostituyeron al adorar a los dioses de los pueblos de la región, a los cuales Dios había destruido delante de ellos. 26 Por eso el Dios de Israel incitó contra ellos a Pul, es decir, a Tiglat Piléser, rey de Asiria, quien deportó a los rubenitas, los gaditas y a la media tribu de Manasés, llevándolos a Jalaj, Jabor, Hará, y al río Gozán, donde permanecen hasta hoy.

 

Descendientes de Leví

 

Estos fueron los hijos de Leví: Guersón, Coat y Merari.

Hijos de Coat: Amirán, Izar, Hebrón y Uziel.

Hijos de Amirán: Aarón, Moisés y Miriam.

Hijos de Aarón: Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar.

Eleazar fue el padre de Finés.

Finés fue el padre de Abisúa,

Abisúa fue el padre de Buquí,

Buquí fue el padre de Uzi,

Uzi fue el padre de Zeraías,

Zeraías fue el padre de Merayot,

Merayot fue el padre de Amarías,

Amarías fue el padre de Ajitob,

Ajitob fue el padre de Sadoc,

Sadoc fue el padre de Ajimaz,

Ajimaz fue el padre de Azarías,

Azarías fue el padre de Johanán,

10 Johanán fue el padre de Azarías, quien ejerció el sacerdocio en el templo que Salomón construyó en Jerusalén.

11 Azarías fue el padre de Amarías,

Amarías fue el padre de Ajitob,

12 Ajitob fue el padre de Sadoc,

Sadoc fue el padre de Salún,

13 Salún fue el padre de Jilquías,

Jilquías fue el padre de Azarías,

14 Azarías fue el padre de Seraías,

y Seraías fue el padre de Josadac.

15 Josadac fue llevado al cautiverio cuando el Señor deportó a Judá y a Jerusalén por medio de Nabucodonosor.

16 Los hijos de Leví fueron Guersón, Coat y Merari.

17 Hijos de Guersón: Libní y Simí.

18 Hijos de Coat: Amirán, Izar, Hebrón y Uziel.

19 Hijos de Merari: Majlí y Musí.

Estos fueron los descendientes de los levitas por sus familias.

20 Los descendientes de Guersón en línea directa fueron Libní, Yajat, Zimá, 21 Joa, Idó, Zera y Yatray.

22 Los descendientes de Coat en línea directa fueron Aminadab, Coré, Asir, 23 Elcaná, Ebiasaf, Asir, 24 Tajat, Uriel, Uzías y Saúl.

25 Los hijos de Elcaná fueron Amasay y Ajimot.

26 Los descendientes de Ajimot en línea directa fueron Elcaná, Zofay, Najat, 27 Eliab, Jeroán y Elcaná.

28 Los hijos de Samuel fueron Vasni, el primogénito, y Abías.

29 Los descendientes de Merari en línea directa fueron Majlí, Libní, Simí, Uza, 30 Simá, Jaguías y Asaías.

 

Cantores del templo

 

31 Estos fueron los cantores que David nombró para el templo del Señor, desde que se colocó allí el arca. 32 Ellos ya cantaban en la Tienda de reunión, delante del santuario, antes de que Salomón edificara el templo del Señor en Jerusalén. Luego continuaron su ministerio según las normas establecidas.

33 Estos y sus hijos estuvieron a cargo del canto:

De los descendientes de Coat, el cantor Hemán fue hijo de Joel, descendiente en línea directa de Samuel, 34 Elcaná, Jeroán, Eliel, Toa, 35 Zuf, Elcaná, Mahat, Amasay, 36 Elcaná, Joel, Azarías, Sofonías, 37 Tajat, Asir, Ebiasaf, Coré, 38 Izar, Coat, Leví e Israel.

39 A la derecha de Hemán se colocaba su pariente Asaf hijo de Berequías, descendiente en línea directa de Simá, 40 Micael, Baseías, Malquías, 41 Etní, Zera, Adaías, 42 Etán, Zimá, Simí, 43 Yajat, Guersón y Leví.

44 A la izquierda de Hemán se colocaba Etán hijo de Quisi, que era de sus parientes los meraritas y descendiente en línea directa de Abdí, Maluc, 45 Jasabías, Amasías, Jilquías, 46 Amsí, Baní, Sémer, 47 Majlí, Musí, Merari y Leví.

48 Sus hermanos los levitas estaban al servicio del santuario, en el templo de Dios. 49 Aarón y sus hijos estaban encargados de quemar las ofrendas sobre el altar de los holocaustos y sobre el altar del incienso. De acuerdo con lo ordenado por Moisés, siervo de Dios, eran también responsables de todo lo relacionado con el Lugar Santísimo y de hacer la expiación por Israel.

50 Los descendientes de Aarón en línea directa fueron Eleazar, Finés, Abisúa, 51 Buquí, Uzi, Zeraías, 52 Merayot, Amarías, Ajitob, 53 Sadoc y Ajimaz.

 

Ciudades de los levitas

 

54 Estos fueron los territorios donde vivían los descendientes de Aarón.

A las familias de los coatitas se les adjudicó por sorteo 55 Hebrón, en la tierra de Judá, con sus campos de pastoreo. 56 A Caleb hijo de Jefone le tocaron el campo de la ciudad y sus aldeas. 57 A los descendientes de Aarón les entregaron las siguientes ciudades de refugio: Hebrón, Libná, Jatir, Estemoa, 58 Hilén, Debir, 59 Asán y Bet Semes, con sus respectivos campos de pastoreo. 60 De la tribu de Benjamín les dieron Gueba, Alemet y Anatot, con sus respectivos campos de pastoreo. En total les tocaron trece ciudades, distribuidas entre sus familias.

61 Al resto de los descendientes de Coat les tocaron por sorteo diez ciudades de la media tribu de Manasés.

62 A los descendientes de Guersón, según sus familias, les dieron trece ciudades de las tribus de Isacar, Aser y Neftalí, y de la tribu de Manasés que estaba en Basán.

63 A los descendientes de Merari, según sus familias, les tocaron por sorteo doce ciudades de las tribus de Rubén, Gad y Zabulón.

64 Fue así como los israelitas entregaron a los levitas estas ciudades con sus campos de pastoreo. 65 Les adjudicaron por sorteo las ciudades de las tribus de Judá, Simeón y Benjamín, las cuales ya han sido mencionadas.

66 Algunas de las familias descendientes de Coat recibieron por sorteo ciudades de la tribu de Efraín. 67 Como ciudades de refugio les dieron Siquén, en los montes de Efraín, Guézer, 68 Jocmeán, Bet Jorón, 69 Ayalón y Gat Rimón, con sus respectivos campos de pastoreo. 70 De la media tribu de Manasés les entregaron Aner y Bileán, con sus respectivos campos de pastoreo. Estas fueron las ciudades asignadas al resto de las familias de Coat.

71 Los descendientes de Guersón recibieron las siguientes ciudades de la media tribu de Manasés: Golán de Basán, y Astarot, con sus respectivos campos de pastoreo. 72 De la tribu de Isacar recibieron Cedes, Daberat, 73 Ramot y Anén, con sus respectivos campos de pastoreo. 74 De la tribu de Aser recibieron Masal, Abdón, 75 Hucoc y Rejob, con sus respectivos campos de pastoreo. 76 De la tribu de Neftalí recibieron Cedes de Galilea, Hamón y Quiriatayin, con sus respectivos campos de pastoreo.

77 Los demás descendientes de Merari recibieron las siguientes ciudades de la tribu de Zabulón: Rimón y Tabor, con sus respectivos campos de pastoreo. 78 De la tribu de Rubén, que está en la ribera oriental del Jordán, frente a Jericó, recibieron Béser, que está en el desierto, Jaza, 79 Cademot y Mefat, con sus respectivos campos de pastoreo. 80 De la tribu de Gad recibieron Ramot de Galaad, Majanayin, 81 Hesbón y Jazer, con sus respectivos campos de pastoreo.

Jesús alimenta a los cinco mil

 

Algún tiempo después, Jesús se fue a la otra orilla del mar de Galilea (o de Tiberíades). Y mucha gente lo seguía, porque veían las señales milagrosas que hacía en los enfermos. Entonces subió Jesús a una colina y se sentó con sus discípulos. Faltaba muy poco tiempo para la fiesta judía de la Pascua.

Cuando Jesús alzó la vista y vio una gran multitud que venía hacia él, le dijo a Felipe:

―¿Dónde vamos a comprar pan para que coma esta gente?

Esto lo dijo solo para ponerlo a prueba, porque él ya sabía lo que iba a hacer.

―Ni con el salario de ocho meses podríamos comprar suficiente pan para darle un pedazo a cada uno —respondió Felipe.

Otro de sus discípulos, Andrés, que era hermano de Simón Pedro, le dijo:

―Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos pescados, pero ¿qué es esto para tanta gente?

10 ―Hagan que se sienten todos —ordenó Jesús.

En ese lugar había mucha hierba. Así que se sentaron, y los varones adultos eran como cinco mil. 11 Jesús tomó entonces los panes, dio gracias y distribuyó a los que estaban sentados todo lo que quisieron. Lo mismo hizo con los pescados.

12 Una vez que quedaron satisfechos, dijo a sus discípulos:

―Recojan los pedazos que sobraron, para que no se desperdicie nada.

13 Así lo hicieron y, con los pedazos de los cinco panes de cebada que les sobraron a los que habían comido, llenaron doce canastas.

14 Al ver la señal que Jesús había realizado, la gente comenzó a decir: «En verdad este es el profeta, el que ha de venir al mundo». 15 Pero Jesús, dándose cuenta de que querían llevárselo a la fuerza y declararlo rey, se retiró de nuevo a la montaña él solo.

 

Jesús camina sobre el agua

 

16 Cuando ya anochecía, sus discípulos bajaron al lago 17 y subieron a una barca, y comenzaron a cruzar el lago en dirección a Capernaúm. Para entonces ya había oscurecido, y Jesús todavía no se les había unido. 18 Por causa del fuerte viento que soplaba, el lago estaba picado. 19 Habrían remado unos cinco o seis kilómetros cuando vieron que Jesús se acercaba a la barca, caminando sobre el agua, y se asustaron. 20 Pero él les dijo: «No tengan miedo, que soy yo». 21 Así que se dispusieron a recibirlo a bordo, y en seguida la barca llegó a la orilla adonde se dirigían.

Alex Campos - Al taller del maestro

COMPARTE

Levanta tu voz y dile a Dios cuanto lo amas. #AñoDeLaEsperanza


3 Comentarios
  • Angela Adriana CARDENAS TORRES | May 18, 2017 at 4:47 am

    Dios bendito Señor. Tu eres Rey. Que tu amor y tu bondad inunden nuestras vidas y podamos estar contigo por siempre. Sabemos que los momentos de miedo y angustias tu estas ahí para rescatarnos. Te amo Señor.

  • JDELRIO | May 18, 2017 at 5:26 am

    Señor gracias por tus obras y amarnos primero.
    Te adoramos y damos la gloria.
    Gracias señor por librarnos del mal y acompañarnos cada día. Te amo jesus.

  • patricia de Chavez | May 18, 2017 at 7:19 am

    AMADO PADRE de NuesTro SEÑOR JESUCRISTO! Muchas gracias porque has permiTido que JESUCRISTO Ingrese en Pleno a la Barca de NuesTros corazones! Muchas gracias porque nunca nos has dejado ni despmparado, y muchas gracias DIOS por revlearTe anTe nosoTros tus hijos! Por ayudarnos a conocerTe cada día mucho más, por poder deleiTarnos, También podemos angusTiarnos anTe TI, y Todo lo calmas, nos ayudas a superarlo Todo, Todo lo que se opone a TUS Maravillosos Planes de BienesTar que Tiene para cada uno de TUS HIJOS! Muchas gracias por TÚ SANTO ESPÍRITU que nos Consuela, nos guía, nos ayuda a Vivir en la Verdad, el Camino y la Vida! Muchas gracias BENDITO Creador de los cielos y de la Tierra! porque También nos llenas de TÚ alegría y gozo eTerno. Amén y amén!

Escribir reflexion.