Devocional Diario | Octubre 02

  |   Estudiemos La Biblia   |   5 Comments

ORA

Señor quiero serte fiel para que protejas mi vida, haz mi corazón recto para que habite tu alegría.

LEE

14 En verdad, el Señor tendrá compasión de Jacob y elegirá de nuevo a Israel. Los asentará en su propia tierra. Los extranjeros se juntarán con ellos, y se unirán a los descendientes de Jacob. Los pueblos los acogerán y los llevarán hasta su patria. Los israelitas los tomarán como siervos y siervas en el suelo del Señor; apresarán a sus captores y dominarán a sus opresores.

Cuando el Señor los haga descansar de su sufrimiento, de su tormento y de la cruel esclavitud a la que fueron sometidos, pronunciarán esta sátira contra el rey de Babilonia:

¡Hay que ver cómo terminó el opresor,
    y cómo acabó su furia insolente!
Quebró el Señor la vara de los malvados;
    rompió el bastón de los tiranos
que con furia y continuos golpes
    castigaba a los pueblos,
que con implacable enojo
    dominaba y perseguía a las naciones.
Toda la tierra descansa tranquila
    y prorrumpe en gritos de alegría.
Hasta los pinos y cedros del Líbano
    se burlan de ti y te dicen:
«Desde que yaces tendido,
    nadie viene a derribarnos».
Allá en lo profundo, por tu causa,
    el sepulcro se estremece
    al salir a tu encuentro;
por causa tuya despierta a los muertos,
    a los que fueron jefes de la tierra.
Hace que los reyes de todas las naciones
    se levanten de sus tronos.
10 Todos ellos responden y te dicen:
    «¡También tú te has debilitado!
    ¡Ya eres uno más de los nuestros!»
11 Tu majestad ha sido arrojada al sepulcro,
    junto con el sonido de tus arpas.
¡Duermes entre gusanos,
    y te cubren las lombrices!
12 ¡Cómo has caído del cielo,
    lucero de la mañana!
Tú, que sometías a las naciones,
    has caído por tierra.
13 Decías en tu corazón:
    «Subiré hasta los cielos.
¡Levantaré mi trono
    por encima de las estrellas de Dios!
Gobernaré desde el extremo norte,
    en el monte de los dioses.
14 Subiré a la cresta de las más altas nubes,
    seré semejante al Altísimo».
15 ¡Pero has sido arrojado al sepulcro,
    a lo más profundo de la fosa!
16 Los que te ven, te clavan la mirada
    y reflexionan en cuanto a tu destino:
«¿Y este es el que sacudía a la tierra
    y hacía temblar a los reinos,
17 el que dejaba el mundo hecho un desierto,
    el que arrasaba sus ciudades
    y nunca dejaba libres a los presos?»
18 Todos los reyes de las naciones
    reposan con honor,
    cada uno en su tumba.
19 Pero a ti, el sepulcro te ha vomitado
    como a un vástago repugnante.
Los que murieron a filo de espada,
    los que bajaron al fondo de la fosa,
te han cubierto por completo.
    ¡Pareces un cadáver pisoteado!
20 No tendrás sepultura con los reyes,
    porque destruiste a tu tierra
    y asesinaste a tu pueblo.

¡Jamás volverá a mencionarse
    la descendencia de los malhechores!
21 Por causa de la maldad de los padres,
    preparen un matadero para los hijos.
¡Que no se levanten para heredar la tierra
    ni cubran con ciudades la faz del mundo!

22 «Yo me levantaré contra ellos
            —afirma el Señor—.
Yo extirparé de Babilonia
    nombre y descendencia,
    vástago y posteridad
    —afirma el Señor Todopoderoso—.
23 La convertiré en lugar de erizos,
    en charco de agua estancada;
la barreré con la escoba de la destrucción»,
    afirma el Señor Todopoderoso.

 

Profecía contra Asiria

 

24 El Señor Todopoderoso ha jurado:
    «Tal como lo he planeado, se cumplirá;
    tal como lo he decidido, se realizará.
25 Destrozaré a Asiria en mi tierra;
    la pisotearé sobre mis montes.
Mi pueblo dejará de llevar su yugo;
    ya no pesará esa carga sobre sus hombros».
26 Esto es lo que he determinado
    para toda la tierra;
esta es la mano que he extendido
    sobre todas las naciones.
27 Si lo ha determinado el Señor Todopoderoso,
    ¿quién podrá impedirlo?
Si él ha extendido su mano,
    ¿quién podrá detenerla?

 

Profecía contra los filisteos

 

28 Esta profecía vino a Isaías el año en que murió el rey Acaz:

29 Todos ustedes filisteos,
    no se alegren de que se haya roto
    el bastón que los golpeaba;
porque una víbora saldrá
    de la raíz de la serpiente;
    su fruto será una serpiente voladora.
30 Los más desvalidos pacerán como ovejas,
    los necesitados descansarán seguros.
Pero mataré de hambre a su raíz;
    destruiré a sus sobrevivientes.
31 ¡Gime y grita, puerta de la ciudad!
    ¡Ponte a temblar de miedo, Filistea entera!
Porque viene del norte una nube de humo,
    y nadie rompe la formación.
32 ¿Qué respuesta se dará a los mensajeros de esa nación?
    Pues que el Señor ha afirmado a Sión,
y que allí se refugiarán
    los afligidos de su pueblo.

 

Profecía contra Moab

 

15 Profecía contra Moab:

La ciudad moabita de Ar está arruinada,
    ¡destruida en una noche!
La ciudad moabita de Quir está arruinada,
    ¡destruida en una noche!
Acuden los de Dibón al templo,
    a sus altares paganos, para llorar.
Moab está gimiendo
    por Nebo y por Medeba.
Rapadas están todas las cabezas,
    y afeitadas todas las barbas.
Todos, deshechos en llanto,
    van por las calles, vestidos de luto;
    ¡gimen en los techos y en las plazas!
Hesbón y Elalé claman a gritos,
    hasta Yahaza se escuchan sus clamores.
Por eso gritan los valientes de Moab,
    y flaquea su entereza.
Mi corazón grita por Moab;
    sus fugitivos huyen hasta Zoar,
    hasta Eglat Selisiyá.
Suben llorando por la cuesta de Luhit;
    ante el desastre, gritan desesperados
    por el camino de Joronayin.
Se han secado las aguas de Nimrín;
    se ha marchitado la hierba.
Ya no hay vegetación,
    no ha quedado nada verde.
Por eso se llevaron,
    más allá del arroyo de los Sauces,
    las muchas riquezas que amasaron.
Su grito desesperado
    va recorriendo la frontera de Moab.
Llega su gemido hasta Eglayin,
    y aun llega hasta Ber Elín.
Llenas están de sangre las aguas de Dimón,
    y aún más plagas le añadiré:
enviaré un león contra los moabitas fugitivos
    y contra los que permanezcan en la tierra.

16 Envíen corderos al gobernante del país,
    desde Selá, por el desierto,
    y hasta el monte de la hija de Sión.
Las mujeres de Moab,
    en los vados del Arnón,
parecen aves que, espantadas,
    abandonan el nido.

«Danos un consejo;
    toma una decisión.
A plena luz del día,
    extiende tu sombra como la noche.
Esconde a los fugitivos;
    no traiciones a los refugiados.
Deja que los fugitivos de Moab
    encuentren en ti un refugio;
    ¡protégelos del destructor!»

Cuando la opresión llegue a su fin
    y la destrucción se acabe,
    el agresor desaparecerá de la tierra.
El trono se fundará en la lealtad,
    y un descendiente de David
    reinará sobre él con fidelidad:
será un juez celoso del derecho
    y ansioso de hacer justicia.

Hemos sabido que Moab
    es extremadamente orgulloso;
hemos sabido de su soberbia,
    de su orgullo y arrogancia,
    de su charlatanería sin sentido.
Por eso gimen los moabitas;
    todos ellos gimen por Moab.
Laméntense, aflíjanse,
    por las tortas de pasas de Quir Jaréset.
Se han marchitado los campos de Hesbón,
    lo mismo que las vides de Sibma.
Los gobernantes de las naciones
    han pisoteado los viñedos más selectos,
los que llegaban hasta Jazer
    y se extendían hacia el desierto.
Sus sarmientos se extendían
    y llegaban hasta el mar.
Por eso lloro, como llora Jazer,
    por los viñedos de Sibma.
¡Y a ustedes, ciudades de Hesbón y de Elalé,
    las empapo con mis lágrimas!
Se han acallado los gritos de alegría
    por tu fruto maduro y tus cosechas.
10 Ya no hay en los huertos alegría ni regocijo.
Nadie canta ni grita en los viñedos,
    nadie pisa la uva en los lagares;
    yo le puse fin al clamor en la vendimia.
11 Por eso vibran mis entrañas por Moab
    como las cuerdas de un arpa;
    vibra todo mi ser por Quir Jaréset.
12 Por más que acuda Moab a sus altares paganos
    no logrará sino fatigarse;
cuando vaya a orar a su santuario,
    todo lo que haga será en vano.

13 Esta es la palabra que el Señor pronunció en el pasado contra Moab. 14 Pero ahora el Señor dice: «Dentro de tres años, contados como los cuenta un jornalero, el esplendor de Moab y de toda su inmensa multitud será despreciado, y muy pocos y débiles serán sus sobrevivientes».

Por tanto, imiten a Dios, como hijos muy amados, y lleven una vida de amor, así como Cristo nos amó y se entregó por nosotros como ofrenda y sacrificio fragante para Dios.

Entre ustedes ni siquiera debe mencionarse la inmoralidad sexual, ni ninguna clase de impureza o de avaricia, porque eso no es propio del pueblo santo de Dios. Tampoco debe haber palabras indecentes, conversaciones necias ni chistes groseros, todo lo cual está fuera de lugar; haya más bien acción de gracias. Porque pueden estar seguros de que nadie que sea avaro (es decir, idólatra), inmoral o impuro tendrá herencia en el reino de Cristo y de Dios. Que nadie los engañe con argumentaciones vanas, porque por esto viene el castigo de Dios sobre los que viven en la desobediencia. Así que no se hagan cómplices de ellos.

Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz (el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad) 10 y comprueben lo que agrada al Señor. 11 No tengan nada que ver con las obras infructuosas de la oscuridad, sino más bien denúncienlas, 12 porque da vergüenza aun mencionar lo que los desobedientes hacen en secreto. 13 Pero todo lo que la luz pone al descubierto se hace visible, 14 porque la luz es lo que hace que todo sea visible. Por eso se dice:

«Despiértate, tú que duermes,
    levántate de entre los muertos,
y te alumbrará Cristo».

15 Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios, sino como sabios, 16 aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos.

Jesús Adrian Romero - Vuelve a llorar

COMPARTE

Para que la alegría de Dios habite en ti, deja que lleve tu corazón a la rectitud. #2018ReformaIntegral


5 Comentarios
  • Juan Carlos Díaz | Oct 2, 2018 at 5:36 am

    Tenemos que hacer obediencia a la palabra de Dios. No hay nada oculto para Dios,Dios nos da libertad de escoger y basados en la enseñanza del Señor Jesucristo debemos seguir los mandamientos de la ley de Dios para así seguir siendo hijos muy amados .

  • CLARENA HERRERA VILLAMIZAR | Oct 2, 2018 at 9:15 am

    AMADO CREADOR TEN MISERICORDIA DE LOS PUEBLOS QUE SUFREN . RESTAURA A NUESTRA HERMANA VENEZUELA , RETIRA EL TIRANO DE ELLA EN EL NOMBRE DE NUESTRO AMADO JESÚS DE NAZARET.

  • Alexander Hernández mora | Oct 2, 2018 at 11:09 pm

    Oh señor mio grande y poderoso todo lo has puesto como mejor te ha parecido, alabo tu sabiduría y tu amor, siempre piensas en tu pueblo y nos anima la esperanza que hemos depositado en ti, Ayúdanos a estar en tu verdad a tener paciencia en los momentos difíciles y permitirnos alcanzar las gracias que has dispuesto darnos en el nombre de tu hijo Jesucristo y en comunión con el espíritu Santo oramos y dormimos confiados en tu regaso Señor amen y amen

  • Alexander Hernández mora | Oct 2, 2018 at 11:15 pm

    Amen señor mi Dios, Perdóname las faltas que je cometido y dame un corazón puro que te ame y te respete mi Dios mio

  • Carlos Iván Molina Roa | Oct 2, 2018 at 11:36 pm

    Padre Celestial, gracias por tu hijo Jesús, y su obra redentora en nosotros. Síguenos dando tu luz con la certeza de la Espada del Espíritu. Y como dice tu palabra:”queremos vivir como hijos de luz, siendo la sal de la tierra y viviendo como sabios. Señor, seguimos entregados a tu misericordia. Esto lo oramos en el nombre del Señor Jesús. Amén y Amén.

Escribir reflexion.