Septiembre 16 Devocional Diario

  |   Estudiemos La Biblia   |   1 Comment

ORA

Áltísimo Señor, que todo el mundo sepa que no hay otro Dios como tú.

LEE

Más proverbios de Salomón

 

25 Estos son otros proverbios de Salomón, copiados por los escribas de Ezequías, rey de Judá.

Gloria de Dios es ocultar un asunto,
    y gloria de los reyes el investigarlo.

Tan impenetrable es el corazón de los reyes
    como alto es el cielo y profunda la tierra.

Quita la escoria de la plata,
    y de allí saldrá material para el orfebre;
quita de la presencia del rey al malvado,
    y el rey afirmará su trono en la justicia.

No te des importancia en presencia del rey,
    ni reclames un lugar entre los magnates;
vale más que el rey te diga: «Sube acá»,
    y no que te humille ante gente importante.

Lo que atestigües con tus ojos
    no lo lleves de inmediato al tribunal,
pues ¿qué harás si a fin de cuentas
    tu prójimo te pone en vergüenza?

Defiende tu causa contra tu prójimo,
    pero no traiciones la confianza de nadie,
10 no sea que te avergüence el que te oiga
    y ya no puedas quitarte la infamia.

11 Como naranjas de oro con incrustaciones de plata
    son las palabras dichas a tiempo.

12 Como anillo o collar de oro fino
    son los regaños del sabio en oídos atentos.

13 Como frescura de nieve en día de verano
    es el mensajero confiable para quien lo envía,
    pues infunde nuevo ánimo en sus amos.

14 Nubes y viento, y nada de lluvia,
    es quien presume de dar y nunca da nada.

15 Con paciencia se convence al gobernante.
    ¡La lengua amable quebranta hasta los huesos!

16 Si encuentras miel, no te empalagues;
    la mucha miel provoca náuseas.

17 No frecuentes la casa de tu amigo;
    no sea que lo fastidies y llegue a aborrecerte.

18 Un mazo, una espada, una aguda saeta,
    ¡eso es el falso testigo contra su amigo!

19 Confiar en gente desleal en momentos de angustia
    es como tener un diente careado o una pierna quebrada.

20 Dedicarle canciones al corazón afligido
    es como echarle vinagre a una herida
    o como andar desabrigado en un día de frío.

21 Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer;
    si tiene sed, dale de beber.
22 Actuando así, harás que se avergüence de su conducta,
    y el Señor te lo recompensará.

23 Con el viento del norte vienen las lluvias;
    con la lengua viperina, las malas caras.

24 Más vale habitar en un rincón de la azotea
    que compartir el techo con mujer pendenciera.

25 Como el agua fresca a la garganta reseca
    son las buenas noticias desde lejanas tierras.

26 Manantial turbio, contaminado pozo,
    es el justo que flaquea ante el impío.

27 No hace bien comer mucha miel,
    ni es honroso buscar la propia gloria.

28 Como ciudad sin defensa y sin murallas
    es quien no sabe dominarse.

26 Ni la nieve es para el verano,
    ni la lluvia para la cosecha,
    ni los honores para el necio.

Como el gorrión sin rumbo o la golondrina sin nido,
    la maldición sin motivo jamás llega a su destino.

El látigo es para los caballos,
    el freno para los asnos,
    y el garrote para la espalda del necio.

No respondas al necio según su necedad,
    o tú mismo pasarás por necio.

Respóndele al necio como se merece,
    para que no se tenga por sabio.

Enviar un mensaje por medio de un necio
    es como cortarse los pies o sufrir violencia.

Inútil es el proverbio en la boca del necio
    como inútiles son las piernas de un tullido.

Rendirle honores al necio es tan absurdo
    como atar una piedra a la honda.

El proverbio en la boca del necio
    es como espina en la mano del borracho.

10 Como arquero que hiere a todo el que pasa
    es quien contrata al necio en su casa.

11 Como vuelve el perro a su vómito,
    así el necio insiste en su necedad.

12 ¿Te has fijado en quien se cree muy sabio?
    Más se puede esperar de un necio que de gente así.

13 Dice el perezoso: «Hay una fiera en el camino.
    ¡Por las calles un león anda suelto!»

14 Sobre sus goznes gira la puerta;
    sobre la cama, el perezoso.

15 El perezoso mete la mano en el plato,
    pero le pesa llevarse el bocado a la boca.

16 El perezoso se cree más sabio
    que siete sabios que saben responder.

17 Meterse en pleitos ajenos
    es como agarrar a un perro por las orejas.

18 Como loco que dispara
    mortíferas flechas encendidas,
19 es quien engaña a su amigo y explica:
    «¡Tan solo estaba bromeando!»

20 Sin leña se apaga el fuego;
    sin chismes se acaba el pleito.

21 Con el carbón se hacen brasas, con la leña se prende fuego,
    y con un pendenciero se inician los pleitos.

22 Los chismes son como ricos bocados:
    se deslizan hasta las entrañas.

23 Como baño de plata sobre vasija de barro
    son los labios zalameros de un corazón malvado.

24 El que odia se esconde tras sus palabras,
    pero en lo íntimo alberga perfidia.
25 No le creas, aunque te hable con dulzura,
    porque su corazón rebosa de abominaciones.
26 Tal vez disimule con engaños su odio,
    pero en la asamblea se descubrirá su maldad.

27 Cava una fosa, y en ella caerás;
    echa a rodar piedras, y te aplastarán.

28 La lengua mentirosa odia a sus víctimas;
    la boca lisonjera lleva a la ruina.

No hace falta que les escriba acerca de esta ayuda para los santos, porque conozco la buena disposición que ustedes tienen. Esto lo he comentado con orgullo entre los macedonios, diciéndoles que desde el año pasado ustedes los de Acaya estaban preparados para dar. El entusiasmo de ustedes ha servido de estímulo a la mayoría de ellos. Con todo, les envío a estos hermanos para que en este asunto no resulte vano nuestro orgullo por ustedes, sino que estén preparados, como ya he dicho que lo estarían, no sea que algunos macedonios vayan conmigo y los encuentren desprevenidos. En ese caso nosotros —por no decir nada de ustedes— nos avergonzaríamos por haber estado tan seguros. Así que me pareció necesario rogar a estos hermanos que se adelantaran a visitarlos y completaran los preparativos para esa generosa colecta que ustedes habían prometido. Entonces estará lista como una ofrenda generosa, y no como una tacañería.

 

Sembrar con generosidad

 

Recuerden esto: El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará. Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría. Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes. Como está escrito:

«Repartió sus bienes entre los pobres;
    su justicia permanece para siempre».

10 El que le suple semilla al que siembra también le suplirá pan para que coma, aumentará los cultivos y hará que ustedes produzcan una abundante cosecha de justicia. 11 Ustedes serán enriquecidos en todo sentido para que en toda ocasión puedan ser generosos, y para que por medio de nosotros la generosidad de ustedes resulte en acciones de gracias a Dios.

12 Esta ayuda que es un servicio sagrado no solo suple las necesidades de los santos, sino que también redunda en abundantes acciones de gracias a Dios. 13 En efecto, al recibir esta demostración de servicio, ellos alabarán a Dios por la obediencia con que ustedes acompañan la confesión del evangelio de Cristo, y por su generosa solidaridad con ellos y con todos. 14 Además, en las oraciones de ellos por ustedes, expresarán el afecto que les tienen por la sobreabundante gracia que ustedes han recibido de Dios. 15 ¡Gracias a Dios por su don inefable!

Forgiven - Tiempo

COMPARTE

Cada día tienes el privilegio de dar a conocer que no hay otro como Dios. #2019ClavedeRe


1Comentarios
  • Carlos Iván Molina Roa | Sep 16, 2018 at 12:08 pm

    Padre Celestial, gracias por tu palabra, luz para nuestras vidas. Que en nosotros tu Santo Espíritu, siga llevándonos a la transformación y santidad, que vayamos por el mundo, dando testimonio de que somos una iglesia verdadera, obediente, que te ama y glorifica. Y que como dice tu palabra: “El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechara,” Danos abundante cosecha, esto lo oramos en el nombre del Señor Jesús. Amén y Amén.🙏.

Escribir reflexion.