Regocijémonos en Dios

  |   Jóvenes   |   No comment

ORA

Gracias Dios porque puedo usar la oración para comunicarme contigo, ayúdame a crecer de tu mano en todas las áreas de mi vida.

LEE

Regocijémonos en Dios

 

Mientras todavía estaba Jesús en el vientre de María, Zacarías recibe revelación de lo que va a hacer Jesús, palabras que son profetizadas por Dios a través de la llenura del Espíritu Santo después de 400 años de silencio. Hoy en día Dios habla a través de su Palabra, oración e incluso profecía, esto con el fin que tengas vida, consuelo, avivamiento y restauración para llevarte día a día a Cristo.

 

Este capítulo termina hablando sobre cómo crecía Juan el Bautista en todas sus áreas incluyendo la espiritual. Es necesario para las personas crecer y aunque parece obvio es necesario alimentarte y hasta dormir bien y lo mismo sucede en lo intelectual, sobre todo la importancia que tiene aprender esto en la adolescencia para así cuando llegue la edad adulta no sea tan difícil. De la misma forma aplica para la vida espiritual como sucedió con Juan el Bautista convirtiéndolo en un hombre valiente para decir lo que otras personas temían decir.


 

Nacimiento de Juan el Bautista

 

57 Cuando se le cumplió el tiempo, Elisabet dio a luz un hijo. 58 Sus vecinos y parientes se enteraron de que el Señor le había mostrado gran misericordia, y compartieron su alegría.

59 A los ocho días llevaron a circuncidar al niño. Como querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías, 60 su madre se opuso.

—¡No! —dijo ella—. Tiene que llamarse Juan.

61 —Pero si nadie en tu familia tiene ese nombre —le dijeron.

62 Entonces le hicieron señas a su padre, para saber qué nombre quería ponerle al niño. 63 Él pidió una tablilla, en la que escribió: «Su nombre es Juan.» Y todos quedaron asombrados. 64 Al instante se le desató la lengua, recuperó el habla y comenzó a alabar a Dios. 65 Todos los vecinos se llenaron de temor, y por toda la región montañosa de Judea se comentaba lo sucedido. 66 Quienes lo oían se preguntaban: «¿Qué llegará a ser este niño?» Porque la mano del Señor lo protegía.

 

El cántico de Zacarías

 

67 Entonces su padre Zacarías, lleno del Espíritu Santo, profetizó:

68 «Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
porque ha venido a redimir a su pueblo.
69 Nos envió un poderoso salvador
en la casa de David su siervo
70 (como lo prometió en el pasado por medio de sus santos profetas),
71 para librarnos de nuestros enemigos
y del poder de todos los que nos aborrecen;
72 para mostrar misericordia a nuestros padres
al acordarse de su santo pacto.
73 Así lo juró a Abraham nuestro padre:
74 nos concedió que fuéramos libres del temor,
al rescatarnos del poder de nuestros enemigos,
para que le sirviéramos
75 con santidad y justicia,

viviendo en su presencia todos nuestros días.
76 Y tú, hijito mío, serás llamado profeta del Altísimo,
porque irás delante del Señor para prepararle el camino.
77 Darás a conocer a su pueblo la salvación
mediante el perdón de sus pecados,
78 gracias a la entrañable misericordia de nuestro Dios.
Así nos visitará desde el cielo el sol naciente,
79 para dar luz a los que viven en tinieblas,
en la más terrible oscuridad,
para guiar nuestros pasos por la senda de la paz.»
80 El niño crecía y se fortalecía en espíritu; y vivió en el desierto hasta el día en que se presentó públicamente al pueblo de Israel.

ADORA

Es navidad - Marcos Witt

COMPARTE

 

Crece en todas tus áreas de la mano de Dios. #ConéctateConJesús.

 


No Comentarios

Escribir reflexion.